El efecto del huracán Patricia

Sabemos cuán peligroso puede resultar un fenómeno natural como un huracán, aún más Patricia que sorprendió por sus características devastadoras, pero con ello afortunadamente preparó anticipadamente a las poblaciones que serían tocadas por sus vientos para una de las peores catástrofes naturales vividas en los últimos tiempos.

Los datos y opiniones que obtuvimos de él se mostraban, conforme las encontrábamos, más alarmantes una con respecto a la otra, calificativos como “el huracán con más potencia que haya llegado a México”, “el huracán más intenso en el hemisferio occidental”, son sólo algunos de los que nos preparaban para afrontar una verdadera tragedia.

La información que encontramos acerca de sus características, nos indicaban que los vientos máximos con los que Patricia llegaría a suelo mexicano alcanzarían hasta los 325 km/h y se desplazaría aproximadamente a 17 km/h, además de obtener una calificación en la escala de Saffir–Simpson número 5, la máxima posición en la misma.

Damage_from_Hurricane_Patricia_2015_in_Colima,_MexicoLas consecuencias de su visita no se hicieron esperar, las inundaciones y los deslaves causaron una gran pérdida material en las poblaciones afectadas, pero por fortuna, el huracán Patricia se debilitó al tocar tierra, convirtiéndose en una depresión tropical y por ende sus efectos fueron mucho menores de lo que se esperaban. Tenemos conocimiento de que las autoridades activaron un gran operativo en donde desplegaron una gran cantidad de militares para guiar la evacuación de miles de personas.

A pesar de su debilitamiento, no podemos subestimar su fuerza y sus estragos, ya que de igual forma dejó serios maltratos a edificaciones, arrancó árboles desde la raíz e inundó calles.

Una de las poblaciones afectadas y evacuadas fue Puerto Vallarta, en donde fue necesaria la movilización de más de 15 mil turistas, luego el huracán modificó su rumbo y fue el turno de los municipios Cihuatlán y Tomatlán de tomar medidas preventivas.